sábado, 2 de enero de 2016

CICLO DIARIO DE HORAS SIGNIFICATIVAS PARTE I


Hay otro ciclo importante y de uso más frecuente que los demás, a causa de la oportuna facilidad con que puede consultarse en relación con las ocurrencias del día,
Este ciclo divide las veinticuatro horas del día en siete períodos de aproximadamente tres horas, veinticinco minutos y cuarenta y tres segundos. Comienza y termina a medianoche, y su punto central es el mediodía.
Estos períodos sirven para todos los puntos del globo, contados según la hora propia del lugar, debe concederse al comienzo de cada período una ligera variación de minutos.
Por lo tanto, aunque el primer período termina a las tres horas y veinticinco minutos, y en este instante comienza el segundo período, es más seguro considerar que el primer período termina a las 3:20 y el segundo comienza a las 3:30, con lo que se deja un intervalo neutral de diez minutos entre ambos períodos, durante el cual pueden no manifestarse todavía las condiciones peculiares del período entrante. Este intervalo compensará la leve discrepancia en minutos que pueda haber entre la hora civil y la astronómica en el punto donde se resida

No califique este método de algo meramente supersticioso. Toda superstición deja de serlo cuando se hace su  comprobación durante unas cuantas semanas, al poner en evidencia como funciona, y  descubrirá las ventajas de consultar este ciclo como el capitán de un buque consulta la carta de navegar a cualquier hora del día o de la noche.

Para usar este ciclo diario con relación a cualquier día de la semana, basta revisar la siguiente tabla y luego leer la descripción de las condiciones favorables y adversas correspondientes a dichos períodos.
Por ejemplo: Si el día de la semana es lunes, y se desea saber lo que mejor se puede hacer y qué se debe evitar durante las horas de las ocho y de las doce de la mañana en los negocios de aquél día, se consulta la tabla , y se verá que las ocho de la mañana corresponden al tercer período E del lunes, o sea al quinto período del ciclo, y que el mediodía del lunes corresponde al periodo F de este día o sexto período del ciclo.


Otro ejemplo: Supongamos que el interesado desea encontrar los períodos de la semana favorables al cobro de cuentas.En la descripción de las condiciones de los períodos encontraremos que el período F del ciclo es muy a propósito para tratar de negocios, y la tabla  nos dirá que hay siete períodos F en la semana: el primero es el séptimo del domingo, de 8:34 a 12 p. m.; el segundo es el cuarto del lunes, de 10:17 a. m. a 1:42 p. m.; el tercero es el primero del martes, de medianoche a 3:25 a. m ; el cuarto es el quinto del miércoles, de 1:42 p.m. a 5:08 p. m.; el quinto es el segundo del jueves, de 3:25 a. m. a 6: 51 a. m.; el sexto es el sexto del viernes, de las 5:08 p. m. a las 8:34 p. m.; y el séptimo es el tercero del sábado, de 6:51 a. m. a 10:17 a m.

Supongamos que una persona nos presenta su proposición un viernes a las 9:30 de la mañana. La tabla nos dice que las 9: 30 de la mañana del viernes corresponden al período C. El período C no es favorable para firmar contratos, convenios, pactos o compromisos de larga e indefinida duración; y por lo tanto, se ha de rechazar de plano la proposición.


Es necesario resaltar que cuanto más interesante es la proposición u oferta para los negocios del que la recibe, mayor necesidad tiene de consultar el período; es decir, que las rutinarias actividades de la vida privada no requieren el empleo del sistema. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario